Bolivia logra estabilidad de precios, crecimiento económico y caída de la desocupación

La Paz, 28 de junio de 2022 (ABI). – Pese al contexto internacional “complicado” a causa del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania y la pandemia del COVID-19, Bolivia logra tener estabilidad de precios, crecimiento económico y caída de la desocupación, gracias a la aplicación de diferentes medidas políticas y el Modelo Económico Social Comunitario Productivo (MESCP), destacó anoche el ministro de Planificación, Sergio Cusicanqui.

“A pesar de este contexto internacional complicado por este conflicto bélico, Bolivia a través de las medidas que lleva adelante el Gobierno nacional logra mantener la estabilidad económica, con crecimiento económico, estabilidad de precios y en este caso presentando la reducción de la tasa de desocupación en Bolivia al 4,2 por ciento a mayo de este año”, dijo en contacto con Bolivia Tv.

Según datos expuestos por la autoridad, en julio de 2020, durante la administración de Jeanine Áñez, la tasa de desocupación llegó a 11,6%, pero a mayo de 2022, este indicador económico bajó a 4,2%; es decir, que descendió en 7,4 puntos porcentuales en ese periodo de tiempo.

“Lo que yo quisiera resaltar es que este escenario de crecimiento, de reducción de la tasa de desocupación contrasta con la situación que viven otros países en Latinoamérica y en el mundo”, señaló.

El ministro Cusicanqui enfatizó que, a diferencia de Bolivia, otros países de la región, como, por ejemplo, Ecuador y Perú, atraviesan conflictos sociales, vinculados a la inestabilidad económica que viven.

Algunas de las medidas de oferta y de demanda que el Gobierno implementó desde noviembre de 2020 para reactivar la economía del país son el Bono Contra el Hambre, el crédito SIBOLIVIA para el sector productivo, el Re-IVA, la reanudación de la inversión pública, entre otros.

“Es una serie de medidas que nos han permitido reconstruir la economía boliviana, consolidar ese proceso de reconstrucción, retornar a la senda del crecimiento económico, pero como vemos en este momento, con el dato, también reducir la tasa de desocupación en nuestro país”, remarcó.

El sábado, el presidente del Estado, Luis Arce Catacora, destacó que el mayor éxito de Bolivia, en su gestión de Gobierno desde noviembre de 2020, es tener el control de la pandemia del COVID-19 y luchar contra esa enfermedad, para así obtener resultados económicos.

El Gobierno gestionó la compra de vacunas contra esa enfermedad, las mismas llegaron a Bolivia, comenzó la inmunización a la población, inicialmente, con primeras y segundas dosis; y, en la actualidad, se cuenta con hasta terceras y cuartas dosis.

Según datos del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, producto de las medidas aplicadas por el Gobierno para reconstruir y reactivar el sector productivo, el país registró un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 6,1% en 2021.

Al primer cuatrimestre del presente año, se observa una inflación acumulada de 0,4%, una de las más bajas de la región, en relación a otros países vecinos que tienen elevado este indicador económico.

MC/MC