EL RECORRIDO DEL RECORDMAN BOLIVIANO, HÉCTOR GARIBAY…

JRTS.- Dio sus primeros pasos recorriendo los arenales de su Oruro natal. Hizo del trote y entrenamiento diarios una práctica cotidiana. Con dedicación, empeño y perseverancia tomó la desición de que su hábito de vida se transforme en necesidad y asumió el reto de profundizar en la práctica de un “deporte amateur”, el atletismo. Pronto empezó a destacar, a conocer, que con esfuerzo es posible superarse, a saber, que ganar es llegar entre los primeros.

Lo conocimos en tierras argentinas, en las lindas calles y avenidas del gran Buenos Aires y allí después de 42 kilómetros, llegó primero y de paso su festejo no solo fue para él, fue para todos, las y los bolivianos, y lo hizo en menos tiempo que hace 35 años en una carrera de esa distancia (nuevo record). Nos dio una alegría que compartimos entre pocos ya que solo se festejaba a los “profesionales del futbol”, los cuales hace mucho tiempo no están en un lugar preferencial, es más, tenemos que revisar la tabla de posiciones al revés, así nos dan la ilusión de ser primeros.

Su dedicación y esfuerzo continuo no se estancó, ya con mayor apoyo, fue a tierras cariocas, donde el deporte mundial tiene una cita, en las últimas horas del año y las primeras del que se avecina, miles de deportistas recorren las calles y avenidas de São Paulo, en la carrera de “San Silvestre”, participan los mejores fondistas del planeta y, nuestro crédito boliviano, ocupó el podio obteniendo el tercer puesto. Qué lindo terminar un año con victoria y empezar el siguiente de la misma manera.

Aún con el recuerdo fresco por el triunfo alcanzado en Brasil, en el viejo continente, en la linda Sevilla, nuevamente con los deportistas más destacados de carreras de largo aliento, con una multitud de participantes provenientes de todo el planeta, otra vez nuestro Héctor Garibay volvió a ¡batir record! en tan poco tiempo y que lo homologa para próximas competencias internacionales: mundiales y olimpiadas.

Este esfuerzo lo trasforma en un ¡deportista de élite (de los tops)!, para que así veamos las posiciones del lado correcto, Bolivia a la cabeza, gracias a nuestro notable “recordman boliviano”.