Presidente Evo Morales promulga Ley del Cáncer y anuncia programas e infraestructura para luchar contra esa enfermedad

El Jefe de Estado promulga la nueva Ley Nº 1223. Foto: Gonzalo Jallasi

La Paz, 5 de septiembre de 2019 (CAMBIO).- El presidente Evo Morales promulgó hoy la Ley del Cáncer Nº 1223, que permitirá el tratamiento integral y, progresivamente, la atención gratuita para las personas que padecen esa enfermedad.

La ministra de Salud, Gabriela Montaño, explicó que esta norma hace viable la prestación de servicios de vigilancia epidemiológica, detección temprana de la enfermedad, la atención, el tratamiento y los cuidados paliativos de los pacientes que padezcan ese mal, además de la implementación de políticas de promoción y prevención para la ciudadanía, con el objetivo de reducir la mortalidad a causa de esa afección.

“Además, esta Ley protege a las personas que trabajan y padecen de cáncer porque les garantiza la estabilidad laboral, evita que sean despedidos. La norma estipula el permiso laboral a la persona para que cumpla con su tratamiento y controles paliativos”, indicó durante el acto de promulgación que se llevó a cabo en la Casa Grande del Pueblo.

Dijo que nunca antes un Gobierno en Bolivia tomó medidas para atender a los pacientes que sufren de esta enfermedad, por lo que la Ley Nº 1223 se convierte en la primera en la historia del Estado Plurinacional.

A su turno, el presidente Morales destacó que dicha norma haga énfasis en la prevención de cáncer.

“Yo decía, preguntaba a la Ministra, a los expertos que se debe saber cuál es el origen del cáncer, la gran prioridad es identificar cómo se produce el cáncer, como aparece y por qué aparece. Si podemos prevenir el número de pacientes —con este mal— se va a reducir”, manifestó.

Asimismo dijo que existe la necesidad de que más médicos se especialicen para tratar esta enfermedad.

“Un problema que tenemos es que necesitamos especialistas que traten el cáncer, estamos becando a profesionales para que se especialicen, nunca antes el Estado cubrió la especialización de los médicos”, expresó.

Dijo que la Ley Nº 1223, al igual que otras políticas y programas sociales, son posibles gracias al crecimiento y estabilidad económica del país.

“Pueden haber leyes de todo tipo, pero si nuestra economía esta mal, no podemos atender las demandas del pueblo”, agregó.

Por su parte, Patricia Mendoza, presidenta de la Asociación Nacional de Padres de Niños con Cáncer, resaltó para ser la primera Ley del Cáncer en Bolivia, muestra un gran avance, “da esperanza de vida”.

“Señor Presidente, agradezco a nombre de los papás de niños con cáncer por la promulgación de esta Ley, porque no es solo una norma, es también una esperanza de vida”, aseveró.

Antecedentes y estipulaciones

La Ley Nº 1223 fue trabajada en mesas de trabajo conformadas por la Asociación Nacional de Padres de Niños con Cáncer, la Asociación de Personas con Cáncer, Familiares y Voluntarios (pacientes adultos), la Asociación de Enfermos y Familiares Oncológicos Asegurados a la Caja Nacional de Salud (CNS), los Ministerio de Salud y de Economía y empresarios privados.

Entre otros puntos, la Ley de Cáncer establece que:

● Se implementaran políticas de salud en promoción, prevención, detección temprana, tratamiento oportuno, cuidados paliativos, rehabilitación y salud mental.

● Se crea la Comisión Nacional del Cáncer, cuyo objetivo será elaborar propuestas e implementar políticas dirigidas a la educación, prevención y tratamiento de la población sobre esa enfermedad. La Comisión estará liderada por la cartera de Salud y conformada por representantes de cada instancia relacionada con el cáncer, de acuerdo con la reglamentación.

● Se crea el Registro Nacional de Cáncer, cuya función será la de implementar estrategias de vigilancia epidemiológica para la elaboración del perfil epidemiológico del cáncer a nivel nacional.

● La implementación de la Ley de Cáncer será gradual y progresiva, priorizando tipos de cáncer incidentes y prevalentes en el país.

● Los recursos y donaciones recibidas para pacientes a nivel nacional están sujetas a fiscalización por el Ministerio de Salud.

De acuerdo con un boletín de prensa de la Cámara de Senadores, se establece un plazo de 120 días para elaborar la reglamentación de esta norma a partir de hoy.