Bolivia y Argentina definirán espacio portuario en Rosario

Enviado por edicion.cambio el Sáb, 04/05/2019 - 01:14ECONOMÍAMovimiento de carga de exportación en el puerto Rosario, Argentina, en la Hidrovía Paraguay-Paraná. Foto: Archivo

La Paz, 4 de mayo de 2019 (Freddy Grover Choque C./CAMBIO).- El lunes 6 de mayo, una delegación ministerial y un equipo técnico de Bolivia se trasladarán a Argentina para definir con autoridades de ese país el espacio portuario que se ocupará en Rosario, en la Hidrovía Paraguay-Paraná.

La información fue dada a conocer por el gerente ejecutivo de la Administración de Servicios Portuarios-Bolivia (ASP-B), David Sánchez, quien destacó la buena relación que existe con la nación vecina.

“En la visita del presidente Evo Morales a la Argentina (22 de abril) acordó con su homólogo Mauricio Macri la generación de condiciones óptimas para la hidrovía Paraná-Paraguay, y por eso una delegación importante se trasladará el lunes para ir definiendo los espacios portuarios que cederá Argentina, en Rosario, al Estado boliviano”, dijo.

Cabe recordar que en 1969 el Gobierno argentino confirió a Bolivia una zona franca en el puerto Rosario, en la provincia del mismo nombre, que ahora será trasladada a la hidrovía, porque se encuentra en pleno centro de la ciudad.

Según Sánchez, ahora corresponde definir lo más pronto posible el espacio que se ocupará para consolidar el proyecto destinado a fortalecer el canal marítimo de salida al Atlántico.

“Debemos definir la logística, el transporte fluvial, la parte portuaria y los proyectos que se encararán de aquí en adelante en ese muelle. Además, tenemos una agenda importante de trabajo con el Consejo Estratégico para el Aprovechamiento de la Hidrovía, para ejecutar este plan”, refirió Sánchez.

Reubicación

De acuerdo con el diario argentino infodiez.com, los cancilleres de Bolivia, Diego Pary, y de Argentina, Jorge Faurie, se reunieron en marzo para revisar la agenda bilateral e intercambiaron notas reversales para la relocalización del puerto Rosario.

En la oportunidad, Argentina garantizó a Bolivia mudar su zona franca a un espacio que se determinará próximamente y que cumpla con las “modernas necesidades” del transporte fluvial.

El nuevo emplazamiento será establecido mediante una negociación en la que participarán ambos gobiernos.