Bolivia adopta el Pacto Mundial para la Migración

La Paz, 11 de diciembre de 2018 (CANCILLERÍA).- En representación del Estado Plurinacional de Bolivia, el Canciller Diego Pary participó de la Conferencia Intergubernamental del Pacto Mundial sobre Migración que se desarrolla en la ciudad de Marrakech, Marruecos del 10 al 11 de diciembre.

Bolivia participa de la Conferencia Intergubernamental del Pacto Mundial sobre Migración

“Bolivia, impulsa la ciudadanía universal, defiende a los migrantes como seres humanos con derechos, destacar, que los migrantes contribuyen al desarrollo de los países de origen y de destino, por lo que no deben ser considerados como personas que van a infringir las normas de un país, los migrantes son personas con derechos como cada uno de nosotros”, informó el canciller en contacto con Radio Panamericana.

Conferencia Intergubernamental del Pacto Mundial sobre Migración.

El Pacto, no vinculante, recoge principios (defensa de los derechos humanos, de los niños, reconocimiento de la soberanía nacional) y enumera propuestas para ayudar a los países a enfrentar las migraciones, como el intercambio de información y de experiencia o la integración de los migrantes. También prohíbe las detenciones arbitrarias y solo autoriza los arrestos como medida de último recurso.
“La migración en los países, es un problema del mundo” manifestó el Canciller Pary, quien identificó como causas claras que provocan la migración, “La pobreza, la guerra que genera desplazamiento y una de las causas más importantes que genera la migración, es el cambio climático”, sostuvo, reflexionando que la migración no puede ser considerada como un delito, sino como un derecho de todo ser humano.

Las Naciones Unidas como Organismo Internacional está conformada por 193 países, de los que 165 Estados firmaron el Pacto Mundial para la Migración/movilidad internacional de personas. Entre los países  firmantes Bolivia presentó Conclusiones de la Declaración de Sucre, haciendo un especial énfasis en la construcción de la ciudadanía regional hacia la ciudadanía universal.“No pueden existir ciudadanos que sean ilegales en el mundo, son seres humanos con derechos como cada uno de nosotros, cada ser humano es libre de decidir a donde quiere movilizarse”, detalló Pary, manifestando que como país, se expresó que, no se puede ver a la personas migrantes, como personas que van a infringir las normas de un país, ya que, los migrantes son personas que contribuyen a los países a donde migran y hacen que haya desarrollo en esos países.

Estados Unidos, Austria, Hungría, Polonia, Estonia, Bulgaria, República Checa, Israel, República Dominicana y Chile están entre los países que se desmarcaron de la firma del Pacto, por considerar que la migración no es un tema que deba ser tratado en eventos multilaterales.