Presidente Evo Morales llama a esperar con serenidad el fallo de La Haya: “Nuestro reencuentro con el mar es inevitable”

La Paz, 17 de septiembre (ABI).- El presidente Evo Morales instó el lunes al pueblo boliviano a esperar con serenidad el fallo que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya emitirá sobre el diferendo marítimo con Chile el próximo 1 de octubre y afirmó que el reencuentro de Bolivia con el mar es “inevitable”.

“Convoco a toda la nación boliviana a esperar este fallo con la serenidad y tranquilidad que nos da la certeza de que la historia, el derecho, la justicia, la verdad y la razón están con la causa boliviana”, dijo en una conferencia de prensa.

Bolivia demanda que su vecino cumpla los ofrecimientos hechos a lo largo de la historia de negociar una salida soberana al océano Pacífico, que le arrebató tras una invasión y guerra en 1879.

“Por respeto a la Corte Internacional de Justicia, invoco al pueblo boliviano a no especular sobre el contenido del fallo que será conocido el próximo primero de octubre, en la certeza de que éste será un nuevo día histórico en el que, otra vez más, el pueblo boliviano se congregará sin división ni diferencia alguna en torno a nuestra tricolor, nuestra wiphala y nuestra bandera de reivindicación marítima para decir al mundo que nuestro reencuentro con el mar no solo es posible, sino que es inevitable”, enfatizó el jefe de Estado.

Bolivia se alista para negociar de “buena fe” una salida soberana al mar, mientras que Chile adelantó que defenderá la integridad de su territorio y que el presidente boliviano Evo Morales no conseguirá nada de lo que prometió a su país.

“Asimismo, respetuosamente invoco al pueblo y al Gobierno de Chile a compartir esta serenidad estos días previos al fallo de la Corte. Al hermano presidente de Chile, Sebastián Piñera, lo invito a que juntos encontremos fórmulas de entendimiento para cerrar las heridas abiertas hace más de 100 años, cumpliendo el derecho internacional y honrando los valores de justicia, dignidad y buena fe que deben reinar entre nuestras naciones”, concluyó Morales.