Presidente Evo Morales destaca la unidad del pueblo boliviano e informa que el fallo de la CIJ puede dictarse el próximo año

foto: R Zaconeta

La Paz, 27 de marzo de 2018 (ABI).- El presidente Evo Morales informó el martes que el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) sobre la demanda marítima boliviana puede dictarse hasta el próximo año, y apostó por mantener la unidad del equipo jurídico y exautoridades en el proceso post fallo.

foto: R Zaconeta

“Yo conversaba con jueces, qué tiempo tardaría el fallo, me explicaron cómo se estructura, es muy largo, seguramente va a ser a finales de este año, el próximo año, entiendo perfectamente”, mencionó en conferencia de prensa en el hangar presidencial, en El Alto.

Morales arribó al país poco antes de las 7:00 (hora boliviana) procedente de La Haya, Holanda, donde acompañó la última audiencia de los alegatos orales de Bolivia en el proceso contra Chile instaurado en 2013, en busca de una salida soberana al Pacífico.

El mandatario manifestó que la tarea de Bolivia en la nueva etapa tras el juicio marítimo es preparar más argumentos, pero sobre todo mantener la unidad, el trabajo conjunto entre el equipo jurídico y las exautoridades -expresidente y excancilleres- así como integrantes de movimientos sociales.

“Hay que mantener al pueblo unido, mi gran deseo hay que mantener esa unidad de trabajo conjunto, expresidentes, excancilleres, trabajar todos unidos post Haya”, indicó.

El jefe de Estado saludó la unidad del pueblo boliviano en torno a la demanda marítima y el trabajo que desarrolló el equipo jurídico en la Corte internacional, como también relievó que cuando se trabaja con responsabilidad se obtienen resultados positivos, en alusión al fallo de la CIJ que se espera sea favorable a Bolivia.

“El equipo jurídico no está por plata sino por la patria”, destacó.

Para Morales es importante que tras el juicio en la CIJ no haya perdedores ni vencedores, y se cree amistad y confianza con Chile, aunque cuestionó los argumentos expuestos por ese país en el tribunal internacional, en los que no se escucharon argumentos valederos.

Criticó también el comportamiento de parte de la prensa chilena que actuó con agresividad y ofensivamente; sin embargo, dijo que entiende que muchos no son periodistas sino “activistas”.

El miércoles (mañana) será el turno de Chile, cuando presentará sus alegatos orales, en la última audiencia, que cerrará esa etapa en la Corte Internacional.