Presidente Evo Morales recorre zona afectada por crecida de ríos en Tupiza

Presidente Evo Morales ayuda en trabajos de contingencia en Tupiza

Tupiza, BOLIVIA, 1 febrero de 2018.- (ABI).- El presidente Evo Morales inspeccionó el jueves los daños provocados por el desborde de un río que inundó parte del municipio de Tupiza (Potosí), que causó la destrucción de al menos 47 viviendas, y recomendó a los pobladores de todas las regiones afectadas por las inundaciones cuidar primero la vida, porque los bienes materiales se pueden reponer.

Según el reporte preliminar de las autoridades, cerca de un centenar de familias requiere asistencia humanitaria y varias viviendas edificadas cerca de la orilla del río están en riesgo de colapsar.

El jefe de Estado exhortó a los pobladores a cuidar la vida antes que los bienes materiales y dijo que pidió a los “hermanos” que no traten de salvar sus cosas,” primero es la vida y después vamos a reponer lo perdido”, subrayó.

Por su parte, el Ministerio de Defensa, Defensa Civil y el Ejército trasladaron cuatro toneladas de ayuda para los damnificados.

Para aliviar la presión del caudal del agua, se instruyó la ejecución inmediata de varias tareas para proteger una de las ciudades más pobladas del departamento de Potosí.

Antes de iniciar el recorrido por el barrio donde colapsaron las viviendas debido a su cercanía con el río Tupiza, el Presidente sostuvo una reunión con el gobernador de Potosí, Juan Carlos Cejas, y otras autoridades departamentales, para evaluar la situación y concretar las acciones a seguir.

Ya en el lugar del desastre y acompañado por el ministro de Defensa, Javier Zavaleta, la primera autoridad de Estado caminó por el lugar e ingresó a algunas de las viviendas afectadas. Los vecinos se le acercaron para contarle lo sucedido y algunos de ellos, los de edad más avanzada, lloraron al relatar que se quedaron sin un lugar dónde vivir.

Morales respondió que el Gobierno dotará de viviendas, pero que en estos momentos es necesario precautelar la vida e integridad.

El ministro de Defensa, Javier Zabaleta, informó que por el momento se habilitaron refugios de emergencia para que los damnificados reciban cobijo y alimento.

Dijo que otra tarea es desplazar maquinaria pesada para canalizar el agua del río, entre otras acciones, para evitar que las intensas lluvias sigan ocasionando más estragos.