SALAR DE UYUNI: Paisajes mágicos que desafían tus sentidos
Demo2 second
LAGUNA COLORADA: Imponencia natural más de 5.000 metros de altura.
Demo2 third
POTOSI: Cerro Rico
Demo2 fourth
POTOSI: Casa de la Moneda
Demo2 fourth
TUPIZA: Volcan Tunupa
Demo2 fourth
DESIERTO: Magestuosos e imponentes desiertos.
Demo2 fourth
SUD LIPEZ: El Sillar.
Demo2 fourth
SAMAIPATA: Laguna Volcán.
Demo2 fourth
SANTA CRUZ: Humedales del oriente boliviano.
Demo2 fourth
SANTA CRUZ: Lomas de Arena.
Demo2 fourth
CHIQUITANIA: Misiones Jesuíticas.
Demo2 fourth
SANTA CRUZ: Parque Aqualand.
Demo2 fourth
ORURO: Volcán Sajama.
Demo2 fourth
ORURO: Centros ceremoniales "Chullpas".
Demo2 fourth
SUCRE: Capital de Bolivia y cuna de la Independencia.
Demo2 fourth
LA PAZ: Metrópoli de multiples identidades.
Demo2 fourth
TITICACA: Isla del Sol, Isla de la Luna.
Demo2 fourth
COPACABANA: Punto de encuentro de religiones, tradiciones y culturas.
Demo2 fourth
LA PAZ: Valle de la Luna.
Demo2 fourth
TARIJA: Valles encantados .
Demo2 fourth
BENI: Rios, amazonía y riqueza natual.
estÁ EN:
Embajada del Estado Plurinacional de Bolivia en Argentina
Prensa Embajada de Bolivia:
El Dakar hace explotar corazones bolivianos desde Buenos Aires

Buenos Aires (17 de enero de 2015): Rostros emocionados, banderas arriba, gritos y sonrisas de cientos de compatriotas residentes en Buenos Aires, que en pleno sol se dieron cita para recibir a sus héroes nacionales. Miradas incrédulas, no concebían lo que ocurría, un boliviano en la meta, Bolivia en el podio de la competencia más peligrosa del mundo Dakar 2015. Una comitiva especial encabezada por el Embajador del Estado Plurinacional de Bolivia que junto al Viceministro de Turismo, se trasladaron hasta la meta de Tecnópolis de la ciudad de Buenos Aires, para dar la bienvenida y agradecer por el sacrificio y el orgullo demostrado a lo largo de la competencia, poniendo en alto, por primera, el nombre de Bolivia en el podio de los vencedores.

¿Quién es Walter Nosiglia?

Walter Mario Nosiglia Navarro, corredor boliviano de motociclismo, 21 veces campeón nacional. Nosiglia nació el 4 de enero de 1962, en Sucre capital del Estado Plurinacional de Bolivia. La zona del Parque Bolívar, cobijo su infancia y juventud. Niño aún ya gustaba ir a las carreras de autos y motos. Por lo mismo, su vida siempre estuvo rodeado de fierros.

El crecimiento profesional y empresarial tuvieron que arrancarlo de las calles de su ciudad natal que vieron transitar de la juventud y su madurez, para trasladarse a la ciudad de La Paz, donde actualmente vive con toda su familia. Tiene 52 años, mide 1,73 metros y pesa 73 kilos.

Está casado con Verónica Jager, tiene dos hijos, Daniel y Walter, generalmente realiza pasatiempos como ir al gimnasio, la natación y pasear en bicicleta.

Su madre, Teresa Navarro, una dedicada madre, ayudaba a Walter a darle forma al que sería su destino, contagiándole el gusto por las carreras de autos, ya sea escuchando los relatos por la radio o asistiendo a todas aquellas competencias que hubiese en su natal Sucre.

Subido en una bicicleta de ruta y con poco menos de 10 años, Walter comenzó a ejercitar “ese sentimiento de libertad, de placer, de gusto” que aún hoy animan su pasión por la velocidad.

Convertido en un intrépido adolescente, Walter empezó a pensar en las motos. “Todos mis amigos habían comenzado a andar en ellas y yo no tenía una”. Cierto día se cayó en una motocicleta prestada y la dejó destruida. “Tuvimos que comprarla”, comenta divertido.

Sin que supieran sus padres, empezó a entrenar para una competencia, pero para la inscripción era necesario contar con el permiso de sus padres. Eludiendo la vigilancia materna, Mario, su padre, le firmó la autorización. Las calles de Sucre se convirtieron en su pista y ganó. Había dado un salto en trampolín para lanzarse al éxito, convenció a su padre de que tenía talento, pero no pudo persuadir a quien le posibilitaría dar los primeros pasos como fanático de la velocidad. “Mi mamá no me ha visto correr sino las dos últimas vueltas de una carrera en Sucre, y después nunca más”.

Absolutamente todo en su vida se relaciona con el deporte. Su familia entera, incluidos sus hijos, Walter y Daniel, y varios sobrinos, son o han sido corredores. Verónica Jayer, su esposa, pudo sacar la motocicleta de su habitación, pero, confiesa, no de su vida.

Su pasión lo ha llevado por varios países de Latinoamérica y Estados Unidos a todo tipo de campeonatos. Obtuvo el puesto 22 en un campeonato mundial, en séptimo en un panamericano y primero en un sudamericano.

Traducir todo el sitio

I Copyright (c) 2011 I EMBAJADA DEL ESTADO PLURINACIONAL DE BOLIVIA EN ARGENTINA I Todos los derechos rservados I Diseñado por Turismo-JAED.